Anémona y su cueva

¡Hola a tod@s de nuevo!

Nuestra pequeña anémona, que de momento parece que es una Heteractis crispa, se ha metido dentro de una cueva que hay en la roca. En la foto podéis verla días antes de meterse en la cueva (en la foto el agujero de la cueva está justo a la izquierdo de la anémona).

Anémona

Hoy por hoy la anémona sigue metida en su cueva, y cada día parece que se mete más adentro. Je, je… parece que la anémona está haciendo simbiosis con la roca. En breve añadiremos más fotos.

¡Saludos a tod@s!

Gotero casero

¡Hola a tod@s!

Aquí os dejamos una imagen del gotero casero que estamos utilizando para aditar buffer de forma pausada. El gotero está compuesto por una botella de Aquarius de medio litro a la que hicimos dos agujeros con un alfiler, uno para que salga el líquido (parte inferior) y otro para que entre aire (parte superior).

Gotero casero con botella de Aquarius

Para nuestro Nano Blau de 58 litros va genial. Para otros acuarios, habrá que conseguir una botella mayor o más pequeña, dependiendo de lo grande, o pequeño, que sea el acuario.

¡Saludos a tod@s!

Y todo por una almeja!

¡Hola a tod@s!

Multitud de sucesos ocurrieron desde que el domingo “liberáramos”  a una almeja (escogida al azar) de morir para formar parte de una rica paella mixta 🙂 . Después de la aclimatación en un tupper con agua del acuario,  la soltamos y desde ese momento el pequeño arrecife “enloqueció”. El primero fue Bart (el pequeño gobio) que parecía haber hecho simbiosis con la almeja, luego vino Rodolfo (el camarón) que intentaba abrir la almeja como fuera. Hasta este momento bien, pero el lunes al llegar a casa por la tarde se había unido, a la fiesta, Sally (la pez payaso) y en última instancia Sully (el pequeño cangrejo de patas azules) que parecía Sansón zarandeando la almeja. De vez en cuando Sally “mordía” a Bart para que se apartara y embestía a Rodolfo cuando este se acercaba. Por si fueran pocos en la fiesta, apareció el fantasma de Sebastián (el cangrejo común capturado y muerto)… bueno apareció otro cangrejo común que no teníamos fichado. Hay que decir que fue la aparición de cangrejo común lo que convirtió la operación de sacar una almeja en una operación de captura 🙂 . Salabre en mano, mucha paciencia y aprovechando que el cangrejo se había atascado la pinza entre las valvas de la almeja. ZAS! salieron la almeja, el cangrejo y Sully que al instante volvía dentro del acuario mientras yo me peleaba por mantener el cangrejo común dentro del salabre.

A día de hoy el cangrejo común sigue en un bote de cristal con un dedo de agua salada (que cambio cada día) a la espera de ser devuelto a la mar. Y la tranquilidad ha vuelto al arrecife del quinto.

¡Saludos a tod@s!

P.D.: Estoy preparando un documento gráfico de parte de lo sucedido que en breve colgaremos.

Seriatopora y anémona

¡Hola a tod@s!

El pasado sábado pasamos por Acuapasion y compramos un esqueje de SPS, en concreto una Seriatopora hystrix (o eso creemos). Aquí podeis ver una fotografía donde se puede ver al pequeño frag.

Seriatopora hystrix

Cambiando de tercio, esta tarde he ido a hacer una visita a Acuarios Condal donde he visto una anámona pequeña que creo podría gustarles a Jack y Sally. Según el vendedor es una Macrodactyla doreensis, aunque yo tengo mis dudas. Así que no la clasificaremos hasta que estemos seguros de especie es.

Aquí podeis ver una fotografía de su aclimatación:

De momento Jack y Sally pasan bastante de la anémona, aunque no paran de nadar cerca de donde está, que es precisamente en una zona donde casi nunca nadan.

¡Saludos a tod@s!

P.D.: Cualquier comentario acerca de la clasificación de la anémona será bienvenido.

¡A la caza del cangrejo!

¡Hola a tod@s!

Desde que empezamos con nuestro pequeño arrecife sabíamos de la existencia de Sebastian, un cangrejo común marrón con manchas blancas. En un principio no nos molestó pero en cuando empezamos a llenar el acuario de peces empezamos a temer por la vida de estos y de nuestro camarón (Lysmata wurdemanni). Así que empezamos a pensar una trampa para cazar a Sebastian. Y esta es nuestra experiencia.

La idea: hacer que Sebastian entre en un vaso de cristal del que no pueda salir. El resultado: Sebastian ha tardado 10 minutos en entrar y todavía está intentando salir de el 🙂

El secreto: descongelar una gamba (de las que venden peladas) sin microondas, limpiar bien, cortar un trocito carnoso y pegarlo en la base del vaso con cianocrilato (Superglue, etc.). Sumergir el vaso y dejarlo al lado de la roca (donde sospechamos que esta el cangrejo) un poco inclinado y bien apoyado ya que el cangrejo intentara moverlo antes de meterse dentro. Una vez cae dentro, la superficie de cristal impide que el cangrejo pueda subir por la pared. La operación debe hacerse por la noche y colocar la trampa una vez vemos que nuestros peces ya están durmiendo.

Esperamos que os sirva de ayuda para cazar a pequeños cangrejos que no sabemos si son carnívoros o no.

¡Saludos a tod@s!

Última hora (martes 2 de Febrero de 2010):

Sebastian ha muerto 🙁 dentro del tarro con agua donde lo dejamos. Ahora lo hemos sumergido en alcohol a la espera de ofrecerle un entierro a su medida.